loader image
Superposición del sitio

MIRIAM

MIRIAM

“Me llamo Miriam, me considero una persona creativa y manitas desde que tengo uso de razón. Siempre he sabido que mi vida estaría enfocada a una parte visual o creativa, y por el momento, no he perdido la razón. Creo que soy sencilla, y en algunos aspectos algo descuidada, pero muy implicada en lo que realmente me propongo y me agrada. Me gusta dar a los demás, mucho más que recibir.

Por otro lado en este asunto, también soy insegura en cuanto a mi trabajo y mi vida se refiere, muy ansiosa a la hora de gestionar mi tiempo. No obstante, no hay mal que por bien no venga, como dijo Gloria Estefan”.

Se trata de una campaña publicitaria visual para concienciar y animar a la sociedad a consumir productos locales y de temporada. En estos tiempos estamos al alcance de todo tipo de productos en cualquier momento del año, y esto implica que cuando no son de esa determinada estación, han recorrido muchos más kilómetros de los que deben, solo para tener felices a nuestros estómagos. Es por eso, que sobre todo tras este año de crisis sanitaria y social, Miriam quiere impulsar la compra local, en la cual los alimentos son kilómetro cero o nacionales. Con esto, nuestra huella de carbono será reducida a casi la mitad, y seremos conscientes de que somos un país autosuficiente, en cuanto a alimentación se refiere.

Uno de los productos finales que se llevaron a cabo fue un calendario atemporal —es decir, que se puede reutilizar año tras año— y didáctico para pequeños y mayores. Este tiene todas las cualidades que un mismo calendario anual, y a su vez una guía de las frutas y verduras más idóneas de cada mes.

El objetivo es que este te dure toda la vida, habiendo sido realizado con materiales sostenibles para reducir los residuos al mínimo. Las conclusiones generales que se han podido sacar durante la creación de este proyecto, es que desde el momento de la idea base, hay que comenzar a meter el pensamiento sostenible ya que adaptar nuevos diseños a un mundo en el que esta cualidad no está inculcada, es una labor complicada.

“En mi proyecto se va a desarrollar el Objetivo de “Producción y consumo responsable”. He escogido este, debido a que la finalidad es concienciar y educar acerca de una correcta alimentación local y de temporada. Ya que es una de las pocas cosas que como ciudadanos podemos cambiar de forma individual para reducir en grandes cantidades la huella de carbono, debido a que el sector alimentario es uno de los más contaminantes del planeta. Gracias a  la creación de una guía, diariamente podemos encontrarnos con mensajes que nos animen a ello.

Quiero transmitir ánimo hacia el cambio a la alimentación sostenible y de calidad, que se recapacite sobre lo sencillo que es ayudar como personas a una Tierra que todos compartimos y que nos afecta de la misma manera”.